artistas seleccionados / 2021

EN ESTA OCASIÓN LA CONVOCATORIA HA RECIBIDO 44 PROPUESTAS DE EUROPA, LATINOAMÉRICA Y REINO UNIDO

Con el objetivo de fomentar el turismo cultural en una de las zonas rurales más castigadas del desierto demográfico español, el Ayuntamiento de Aladrén con la colaboración de la Diputación Provincial de Zaragoza, presentan la cuarta edición de Ababol Festival, que acogerá entre el 20 y el 26 de septiembre, a tres artistas en residencia para la realización de proyectos artísticos en el espacio público de la localidad, para lo que se ha lanzado una convocatoria internacional.

Esta cuarta edición ha recibido 44 propuestas con artistas de diferentes países: Argentina, Chile, Reino Unido y España. La selección de los artistas participantes ha sido realizada por una comisión profesional compuesta por María Gracia de Pedro (Gestora cultural y directora de la galería Badr El Jundi), Flavia Introzzi (Directora de Hablarenarte, y responsable del programa de residencias artísticas Planta Alta) y Gema Rupérez (artista y directora de Ababol Festival).

 


LOS ARTISTAS SELECCIONADOS SON:

 

Marta Castro
Título: Función Barrera

En dermocosmética, la función barrera de la piel es la encargada de protegernos de los agentes externos, además de controlar la temperatura corporal.

Alejándonos de nuestro propio cuerpo, existe otra barrera de protección importante para el ser humano. Este ha buscado ocultarse y protegerse del espacio exterior desde el inicio de la historia mediante la creación de diversas construcciones. Este aspecto de la arquitectura como protección es el que nos interesa desarrollar en este proyecto, en el cual se pretende investigar un posible paralelismo entre la piel y la arquitectura, una doble protección bajo la que nos mantenemos continuamente.

Mi propuesta consistirá en una instalación en la que piel y arquitectura se unan fomentando a su vez la colaboración y el encuentro entre los habitantes de Aladrén y el Arte.

STATEMENT

El espacio físico que habitamos se convierte habitualmente en el denominador común de los proyectos que abordo. Me interesa cómo se habitan los espacios más desfavorables de la ciudad, qué sucedió en aquellos que parecen inertes, o habitados por el contrario, aquellos que parecen lugares descontextualizados, así como la arquitectura que hemos erigido en ellos. Pero sobre todo, me interesa cómo nos repercuten. Me gusta entender la arquitectura como un agente modificador de nuestra conducta, responsable de delimitar y determinar nuestra privacidad, elemento separador encargado de establecer los límites entre lo público y lo privado, dando lugar al desarrollo del yo personal y el yo social.

Me interesa la arquitectura porque es capaz de darnos las claves de las relaciones existentes entre los habitantes y su contexto.

 

BIO

Marta Castro nace en Sevilla (1994). Graduada en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla (2016), cursa el Máster de Producción Artística Interdisciplinar en la Universidad de Málaga (2019). Su formación universitaria se ve complementada con cursos enfocados al ámbito artístico como Acciones Comunes, que aúna Arquitectura y Arte impartido por la Universidad Internacional de Menéndez Pelayo (2016), entre otros. Ha participado en diferentes muestras entre las que destacan Despega, en el Centro de Arte Complutense (2018, Madrid), Art & Breakfast 5 en Alcazaba Premium Hostel (2019, Málaga) 28º Premi Telax en la Galería Antoni Pinyol (2020, Tarragona), XXVI Certamen europeo de Artes Plásticas de la Universidad de Sevilla en Cicus, (2020, Sevilla), Málaga Crea (2020, Málaga), entre otras.

Actualmente se encuentra desarrollando su proyecto en la beca Artista Residente de Posgrado de la Universidad de Málaga.

 


 

Colectivo Chico-Trópico
Título: Ladreán o la piedra extraña

La memoria y su relación con la vida cotidiana es el tema principal de mi obra.

Ladreán o La piedra extraña es un proyecto de ficción comunitaria que se entremezcla con la memoria del pueblo de Aladrén. Planteamos un dispositivo ficcional a la manera de un relato de ciencia ficción como punto de partida para crear un conjunto de narraciones sonoras sobre el pueblo (relatos, sonidos vinculados a la memoria del pueblo y también a su presente), conectadas a un objeto/instalación, presuntamente vinculado a los Ooparts (‘artefacto fuera de lugar’ en español), que es un término que se otorga a ciertos objetos descubiertos en lugares que, según lo esperado, no debían hallarse, o bien, construidos con tecnología que no corresponde a la época en la que se presume fueron hechos. Este extraño objeto, quizás también venido del espacio exterior en forma de meteorito, o desde otro tiempo, trae información sobre un pueblo francamente parecido a Aladrén.

Ladreán sería ese pueblo, una subversión silábica de Aladrén, una manera de relatarnos desde lo mágico, haciendo lugar a lo desconocido, al misterio, y sobre todo al juego, como dispositivo para generar encuentros y dar lugar a hallazgos, relatos y experimentos colectivos.

STATEMENT

Nuestro trabajo dentro del colectivo Chico-Trópico siempre ha estado atravesado por los conceptos de juego, comunidad, folclore y extrañamiento.
En los últimos años nuestro interés por los procesos comunitarios heterodoxos ha crecido enormemente y se ha posicionado en el centro de nuestra labor, siempre vinculada a lo sonoro pero con derivaciones hacia el arte de acción y la generación de encuentros insólitos.

Nos vinculamos a la cultura desde el juego, que nos permite comenzar de nuevo, celebrar actos fundacionales, ritos de iniciación y encuentros disímiles que abran nuevos mundos posibles. Desde ese prisma, abordamos también el espacio público como un lugar que reconquistar desde la práctica cultural, para reapropiarnos de él fuera de los estrechos márgenes que nos cede el capitalismo contemporáneo y la hiper normatividad de la vida pública.

Creemos firmemente en la creatividad innata de las personas, y en las oportunidades que nos brinda la ‘experimentación popular’, alejada del academicismo, para la expresividad de quienes no necesariamente se ven a sí mismas como artistas. Ideamos diversos tipos de dispositivos que contribuyan a una visión de la cultura alejada del espectáculo, e investigamos en propuestas que nos conecten con el entorno que habitamos de formas creativas y más conscientes.

Nos gusta el delirio, nos gusta la ficción y el festejo.

 

BIO

El colectivo Chico-Trópico nació en 2010, primero como festival pionero en la difusión de la psicodelia latinoamericana y los nuevos sonidos tropicales en Madrid, y luego como centralita de acciones artísticas. Chico-Trópico desarrolla una función múltiple: como programadores del underground iberoamericano y comisarios de formatos innovadores, y como djs/músicos, formadores y performers movidos por la experimentación, el humor y lo que consideramos folclore. Gran parte de su trabajo se deriva a la creación de procesos creativos comunitarios y encuentros de nuevo formato.

En 2017 lanzaron un proyecto de creación comunitaria innovador a bordo de una caravana, rehabilitada como estudio de grabación. La COSA, Centro Organizado de Sonido Ambulante, ha recorrido barrios, festivales y centros culturales de todo el país, editando más de una veintena de discos y experimentos audiovisuales.

Otros proyectos de creación comunitaria desarrollados por Chico-Trópico en los últimos años han sido: La opereta del barrio: Súper (2019, programa CiudaDistrito, del ayuntamiento de Madrid), Panra! (Ca2m de Móstoles, junio de 2019) o el proyecto de creación comunitaria online desarrollada durante el confinamiento, Pueblo Interior, (2020, La Casa Encendida, Madrid). En 2021, han desarrollado el Laboratorio de Prácticas Distanciadas en varios foros y barrios, tomando la distancia social como foco creativo. Chico-Trópico continúa en la actualidad desarrollando proyectos que unen experimentación sonora y acción social, así como festivales, programas de radio experimental…

 


 

David Cantarero Tomás
Título: Usted está aquí

El proyecto Usted está aquí consiste en una escultura pública realizada en hierro que a nivel formal surge de la «combinación» o «fusión» del tipo de icono utilizado de forma extendida en los mapas para indicar la ubicación del observador (así como de distintos puntos de interés en las actuales tecnologías de geolocalización), con algunas de las principales partes que componían el tradicional «arado romano». Con ello la idea es vincular, gracias tanto a su diseño como a la disposición final en el lugar y el tipo de interacción que se espera pueda generar, ciertos aspectos referentes a los orígenes de Aladrén, a su memoria más remota, aquella que señala en la dirección de su misma fundación, con aquellos planteamientos, movimientos e iniciativas que defienden la revalorización, recuperación y reactivación del entorno rural, de sus prácticas, sus costumbres y sus saberes, como alternativa válida a la vida en las grandes urbes e incluso parte de la solución a la crisis sistémica y ecológica a la que hoy nos enfrentamos.

STATEMENT

Su práctica artística aborda el problema de la representación desde una perspectiva amplia, prestando atención a las distintas dinámicas puestas en marcha, así como a los diferentes agentes involucrados en la producción, distribución y recepción de aquellas construcciones que realizamos para tratar de entender aquello que nos rodea, para comprender el mundo y desenvolvernos en él, modificándolo y transformándolo en ese mismo gesto.

En sus trabajos se ven condesadas pues cuestiones relativas a los modos de generación y circulación de imágenes, así como a la actualidad de nociones como las de réplica, copia o mímesis, que conducen a su vez a algunos de los aspectos referentes al impacto tanto a nivel social como individual de los medios de comunicación de masas y de la tecnología, que con más urgencia reclaman hoy un acercamiento y análisis crítico. Mediante el uso de diversas estrategias, herramientas y técnicas, genera obras en las que habitualmente puede identificarse un marcado carácter metalingüístico, y que adquieren múltiples formatos como la fotografía, el audiovisual o la instalación, y que varían y se combinan en función de cada proyecto específico.

 

BIO

David Cantarero Tomás (Teruel, 1979) es licenciado en Bellas Artes y Máster en Pensamiento Contemporáneo por la Universidad de Barcelona, además de Máster en Producción Artística por la Universidad Politécnica de Valencia, donde cursa estudios de doctorado. A nivel internacional ha completado su formación en la University of the West of England, Bristol, y en la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México en México D.F.

Ha sido galardonado en diversos certámenes y convocatorias entre los cuales destacan los Premios de Arte Público Bienal de Mislata 2016, la XV CALL de la Galería Luis Adelantado o los Premios a la Creación Artística de la Universidad de Zaragoza. Ha disfrutado de residencias artísticas como la del KUB-Land Vorarlberg en Bregenz (Austria, 2017), o la SAARI Residence de la Kone Foundation (Finlandia, 2014), y de becas de producción como la última Cesar e-Fluxus en Etopia (Zaragoza, 2018), o las Becas para la realización de Proyectos Artísticos de la Fundación BilbaoArte (Bilbao, 2016).

Su obra ha podido ser vista en países como Austria, Finlandia, República Checa o México, así como en diferentes salas, museos y centros de arte nacionales entre los que se encuentran el Centro del Carmen (Valencia), el IVAM (Valencia), el CCCB (Barcelona), el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza o Etopia, Centro de Arte y Tecnología (Zaragoza) entre otros.

Algunas de sus exposiciones recientes incluyen la individual Tensiones escópicas, (Etopia, Zaragoza, 2020), y colectivas como Panoramas (Sala Josep Renau de la UPV, Valencia, 2021), el XXX Premio de Arte “Santa Isabel de Portugal, Reina de Aragón” (Palacio de Sástago, Zaragoza, 2019), Vadevenus (Museo de Teruel, Teruel, 2019), Identitas Lab (Galería Art Mustang, Elche, Alicante, 2018); XXI Mostra Art Públic/Universitat Pública (Campus Burjasot de la UV, Valencia, 2018); Pueblos en Arte (Cuarto Espacio, Zaragoza 2017) y On the edge of (Gallery Lisi Hämmerle, Bregenz, Austria, 2017).

 


 

Las tres intervenciones transforman el pueblo en un espacio de convivencia entre el arte contemporáneo, la arquitectura, el entorno y sus habitantes, que además va creciendo con las sucesivas ediciones del festival, al tiempo que sirve como espacio de auto reflexión sobre el fenómeno de la despoblación y la memoria histórica, dos de los fenómenos que más han marcado el devenir de los pequeños pueblos de Aragón.

Durante el festival se realizarán visitas por las diferentes ubicaciones de trabajo de los artistas, la proyección de un documental y una mesa redonda, ambas actividades tratarán temas como la despoblación, el desarrollo local o la memoria.

El sábado 25 de septiembre, a las 22:30 horas, terminará la jornada con un concierto y el domingo 26, a las 12.00 horas, se realizará un recorrido por la localidad para visitar el resultado final de los proyectos. Se puede consultar todo el programa completo aquí.